Recetas con Guava Psidium guavaja L.

Sugar Apple Annona

Las guayabas son deliciosas tanto para comérselas frescas como para utilizarlas en variados platos a los que le añaden un sabor tropical maravilloso. ​

En Florida se cultivan dos tipos de guayabas: la guayaba rosada de Florida y la guayaba blanca tailandesa. ​

  • La guayaba rosada de Florida es dulce con una fragancia marcada y se usa más frecuentemente en recetas de postres.

  • La guayaba blanca tailandesa tiene un sabor más suave y se puede comer cuando está verde tal como una manzana o ser usada cuando está madura como se consume generalmente la rosada.

¡A continuación encontrarás unos cuantos consejos que te ayudarán a disfrutar mejor las guayabas!

Selección de los Frutos

Las guayabas se recogen de los árboles cuando están hechas pero no completamente maduras. Esto significa que los frutos han alcanzado su tamaño máximo, pero los almidones en su interior todavía no se han convertido en azúcar. Cuando estos almidones se hayan convertido en azúcar, usualmente después de dejar los frutos en una meseta en la cocina por unos días, los frutos se ablandarán y emitirán una fragancia maravillosa de guayaba.​

 

La guayaba ROSADA de Florida – Estas guayabas procedentes de nuestros cosecheros se seleccionan cuidadosamente en las fincas y arrivarán a su destino listas para madurarse en sus cocinas. Si las compras en los mercados, busca las guayabas que estén firmes y libres de puntos suaves. La piel debe tener un color verde con un tinte amarillo.

 

La guayaba BLANCA tailandesa – Las guayabas blancas ordenadas de nuestros cosecheros han sido cuiadadosamente seleccionadas y llegarán a sus puertas listas para madurar o usarse inmediatamente. En los mercado, escoja una guayaba tailandesa que no tenga magulladuras o puntos blandos. El color de la guayaba tailandesa debe ser verde brillante, como el de una manzana Granny Smith (verde).

Maduración

De nuevo, estos frutos se recogen cuando están hechos, pero no maduros, y usted podría tener que madurarlos, de acuerdo al uso que le dará a las guayabas.

 

¡Para madurar las guayabas rosadas, sólo déjelas sobre una meseta o mostrador en su cocina, hasta que los frutos empiezen a ablandarse y su cocina se llene de una aroma exquisito de guayaba!

Para madurar las guayabas blancas, úselas cuando todavía están firmes, como una manzana, o déjelas ablandarse un poco si desea frutos más dulces.

Manipulación

Cuando están maduros, el fruto completo puede comerse, por lo tanto ¡es fácil disfrutar la guayabas de Florida!

Después de lavarlas, corte las guayabas a la mitad y puede sacar la pulpa con una cuchara y comérsela, incluyendo las semillas. La pulpa tiene una textura similar a la de una pera y el sabor evoca un poquito al de las fresas, ¡mientras que el aroma es embriagador!

También las guayabas pueden comerse como una manzana o melocotón, mordiendo la piel del fruto. La piel contiene grandes cantidades de vitamina C, por lo que si quieres obtener todos los beneficios que la guayaba brinda debes comer el fruto completo.

La guayaba blanca tailandesa se consume de la misma forma que la rosada, pero generalmente se consume cuando todavía está firme. En este estado, las guayabas blancas tienen una textura crujiente y sabor como el de algunas manzanas.

Almacenamiento

¿Cómo almacenar las guayabas cuando están maduras?

  • Una vez que las guayabas, tanto blancas como rosadas, estén maduras, esto es cuando estén un poco blandas, úselas dentro de uno o dos días, o póngalas en el refrigerador o congelador para extender su duración.

  • La guayabas MADURAS se mantendrán bien durante unos días en el refrigerador si se guardan en una bolsa o recipiente plástico.

  • En el congelador pueden durar mucho más, hasta un año. Para congelar las guayabas, córtelas y póngalas en un recipiente apropiado para el congelador; después cúbralas con un sirope simple. Recuerde que el recipiente debe tener una capacidad que permita la expansión de la mezcla. También se pueden congelar sin el sirope, pero pueden oscurecerse un poco. Un poco de jugo de lima ayudará a mantener el color. La textura de tanto las guayabas rosadas como las blancas tailandesa cambiará, pero el sabor se mantendrá.

Recetas

Ambos tipos de guayabas cuando están maduras pueden usarse en postres, para hacer mermeladas, y para sazonar carnes. En Tailandia, las guayabas blancas se cortan como las manzanas, y después las rebanadas se espolvorean con un aderezo seco, llamado prik kab klua y que contiene sal, azúcar y pimientos, o también se mojan en una salsa picante, llamada nam pla wan, que se prepara mezclando y cocinando azúcar de palma con salsa de pescado hasta que alcanza un punto de caramelo.

De cualquier forma que usted las use, seguramente disfrutará el sabor exótico de las guayabas.

Pollo Frito Glaseado con Guayaba

Un plato muy simple pero muy colorido que se puede preparar tanto con guayabas frescas como las congeladas.

 

​4 Pechugas de pollo

1/4 taza de harina

Sal y Pimienta al gusto

2 oz. Mantequilla

2 oz. Triple Sec

1 diente de ajo, cortado

1 tsp. de gengibre rallado

1/2 de guayaba fresca, sin semillas y cortadas a la juliana (aprox. 2 guayabas)

Aceite vegetal

DIRECCIONES

Sazone el pollo y empánelo ligeramente con la harina.

Caliente el aceite a fuego medio en un sartén grande.

Fria las pechugas hasta que estén doradas en ambos lados.

Cuando ya estén casi cocinadas, saque el aceite y desglase (añada) el Triple Sec, con las pechugas todavía en el sartén. El azúcar del Triple Sec espesará y le dara el brillo al pollo.

Baje el calor y añada el ajo, el gengibre y la guayaba (¡la trilogía de las G!). Siga cocinándolas hasta que sienta el aroma de estos tres ingredientes se empieza a percibir. Mueva el pollo hacia un lado del sartén y añada la mantequilla. Saque las pechugas y vierta la salsa de guayaba con mantequilla sobre cada una. Las rebanadas de guayaba serén el adorno del plato.

Lori A. Wong, LDEI Honolulu Chapter

 

Ensalada Verde con Vinagreta de Guayaba

Cuatro raciones

1/4 lb. guayaba, peladas, sin semillas, y cortadas en pedazos de cuatro pulgadas

1/4 cup vinagre balsámico

1/4 cucharadita de pimienta negra recién molida

1 pedazo de anís estrellado

6 cucharadas de aceite de semillas de uvas

2 escarolas

1/2 lb. de vegetales verdes: arugula, diente de león, frisee o escarola rizada

2 oz. queso Ricotta para ensaladas, rebanado muy fino

DIRECCIONES

Para hacer la vinagreta, combine la guayaba, el vinagre, pimienta y anís estrellado en una cazuela pequeña. Añada dos cucharadas de agua y ponga en el calor hasta que hierva, entonces reduzca el calor y cocine la mezcla en calor bajo hasta que la guyaaba se ablande bien, de 15 a 20 minutos. Saque el anís estrellado y bata la mezcla en una mezcladora o batidora. Añada lentamente el aceite, con la batidora a velocidad media. Pásela después por un colador fino. Añada pimienta si es necesario.

Para la ensalada, quite las hojas exteriores de la escarola y córtela en secciones redondas, evitando el centro. Combine la escarola con los otros vegetales verdes en un tazón de ensalada. Añada sal y suficiente aderezo para cubrir todos los vegetales. Adórnela con las rebanadas de Ricotta.

Diane Forley, LDEI Los Angeles chapter

Pastel de Guayaba con Canela y Cardamomo

1 maza de pastel

10 tazas deguayaba, congeladas o frescas, en rebanadas y sin semillas

1/3 tazas de azúcar

1/4 taza de nectar de guayaba

1 tsp canela molida, I tsp de cardamomo molido

1/2 taza de conserva de guayaba

DIRECCIONES

Combine la guayaba, el azúcar, el nectar de guayaba, el cardamomo y la canela en un sarten grande. Revuélvalos suavemente en un calor medio hasta que el líquido empieza a hervir y manténgelo así durante dos minutos. Remueva esta mezcla del sartén con un cucharon grande y cuélela sobre un tazón. Drene bien la malla del colador. Pase el sirope de nuevo al sartén y póngalo a hervir hasta que se reduzca a 2/3 de taza. Mézclelo con la conserva de guayaba. Déjelo enfriar y entonces añada los pedazos de guayaba.

Caliente el horno a 375°. Ponga la maza de pastel en un molde y llénelo con una cuchara. Cubrálo con una segunda maza o con un entramado...Hornéelo hasta que el relleno hace burbujas y la maza se torna dorada, alrededor de 45 minutos. Enfriélo completamente. Sírvalo con helado de vainilla.

Jane King, LDEI  Austin, Texas

 

Helado de Guayaba en 5 Minutos 

Este es el postre más fácil de hacer, delicioso, que se puede servir fresco y ¡sólo toma 5 minutos para hacerlo! También se puede usar el sapote para esta receta. ¡Deliciosa!

INGREDIENTES

6 guayabas maduras de tamaño mediano u 8 de tamaño pequeño

1/2 taza y 2 cucharadas de azúcar

Jugo de un limón (lima)

1 pinta de crema batida espesa

1/4 cucharadita de extracto de vainilla

DIRECCIONES

Extraiga la pulpa de las guayabas y córtelas en pedazos. Póngalas en un tazón y espolvoree el azúcar  y mézclelas. Ponga los pedazos de guayaba en un recipiente plástico con tapa y cóngelo. ​

Para hacer el helado:

Un poco antes de servirlo, ponga la crema batida en el tazón de un procesador de alimentos junto con la vainilla. Procese la mezcla hasta que produce picos firmes. Entonces, saque las guayabas del congelador y caliéntelas en el microwave por uno segundos para ablandarlas un poco, rompa la mezcla con un cuchillo afilado

Añada las guayabas a la crema y púlsela, sólo hasta que las guayabas se mezclan bien con la crema y esta es firme, aproximadamente 30 segundos.

¡Ponga el helado en copas y sírvalo!

Suzanne Dunaway Los Angeles Chapter of Les Dames d’Escoffier